Articulos

Hotel burbuja, la noche que recordé que existían las estrellas

By  | 

Bien escribe Draya Mooney , “Mira las estrellas, ve su belleza. Y en esa belleza, mírate a ti mismo”. Sin duda dormir en un hotel burbuja ha sido la experiencia más inesperada que he tenido en los últimos meses. Siempre he creído que debes mantener la capacidad de asombro por las cosas simples, pues de lo contrario puede llegar un momento en que nada te satisfaga.

Esta novedosa opción de Hotel Burbuja es ideal para estar en contacto con la naturaleza pero al ser citadina la idea de acampar no es algo que estuviera en mi lista de cosas por hacer con prioridad. Sin embargo la noche del pasado domingo me tocó vivir la experiencia de dormir en una de estas fantásticas burbujas; debido a una casualidad o mejor diría una sizigia, Porque de manera metafórica se nos alinearon los astros y terminamos viendo las estrellas sin haberlo planeado.

A hora y media de Tijuana, en la zona vinícola del Valle de Guadalupe municipio de Ensenada se encuentra el Hotel Campera. Esa noche, en cuanto entramos a la burbuja, -de la cual teníamos una gran curiosidad-  revisamos con asombro cada detalle,  corrimos la cubierta del cielo de la cama y caímos sobre el cómodo colchón.

Postrados de espaldas sobre la acogedora cama, descubrimos que gozábamos de una panorámica completa del cielo. Una bóveda transparente nos permitía ver los millones de estrellas sobre nosotros. Estrellas que a decir verdad había olvidado que existían.

En el trajín de la vida olvidamos tantas cosas, entre ellas disfrutar de la naturaleza porque en las ciudades de esto queda poco por no decir que no queda nada. Si se trata de estrellas, es complicado verlas con las luces no solo de la de la ciudad  sino también en los pueblos a menos que te alejes de zonas pobladas. Y estas burbujas están lo suficientemente alejadas para permitir ver más estrellas que las que podemos ver cuando hay luminiscencia. Millones de ellas,  unas más brillantes que otras pero que nos hacen recordar lo maravilloso de nuestra creación. La maravilla de existir.

Si me preguntan si vale la pena vivir la experiencia. Les contesto que sí. La noche no es económica para ser una especie de casa de campaña. Pero hay que tomar en cuenta que no es cualquier casa. Es una de lujo y climatizada, que en lugar de una bolsa de dormir tiene una comodísima cama.  Una casa de acampar transparente, inflada y con vista panorámica de 180 grados. Si quieren saber cómo se siente tocar su cubierta. Es como estar dentro de un brincolín pero con el piso plano.

Aquellos que tienen espíritu de niño explorador dirán que para qué gastar tanto si puedes admirar lo mismo acampando de manera tradicional. Y estoy totalmente de acuerdo,  pero habremos muchos a los que no nos llame mucho la atención los campamentos y pospongamos la experiencia. Tal vez porque somos comodinos, citadinos o hedonistas. O tal vez nos sentimos viejos para eso. La razón no importa,  lo cierto es que no lo haremos, y ahorrando un poco, este es un buen pretexto para acampar de manera cómoda durmiendo en una burbuja. Voltear al cielo y acordarnos que existen las estrellas.

Este tipo de burbujas que sirven de habitaciones de hoteles boutique en algunas partes de Europa y pueden costar entre 150 y 360 dólares más o menos. En el Hotel Burbuja Campera la habitación con baño afuera cuesta alrededor de 150 dólares y la suite que tiene el baño adentro tiene un precio que alcanza los 200 dólares. Así que para una ocasión especial vale la pena ahorrar y vivir la experiencia de amanecer admirando un viñedo y quedarte dormido hechizado por las estrellas.

Para los que somos viajeros y después de vivir esta experiencia debemos poner en la lista una serie de hoteles burbuja que podremos encontrara en Europa, con maravillas naturales para admirar como la Aurora Boreal en Islandia, un campo de trigo en Navarra, un bosque de Bretaña con esferas colgadas de un gran roble o mirar al Mont Blanc en Francia. Cualquiera que sea el lugar sin duda la experiencia será algo que no olvidaremos jamás.

Hotele Burbuja en Europa

  1. ATTRAP´REVES – Hotel Burbuja en Allauch, Francia
  2. BUUBBLE – Reykjavic  Islandia
  3. FINN LOUGH Forest Dome – Fermanagh, Irlanda
  4. DOME GRADEN – Gloucestershire, UK
  5. HOTEL AIRE DE BARDENAS  – Navarra, España
  6. DIHAN EVASION – Bretaña, Francia
  7. NUIT NATURE – Francia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *